Oriol Sanleandro es de las personas que más me ha sorprendido por su evolución meteórica a ser lo que para mí es un ejemplo de liderazgo, perseverancia y honestidad.

Son ya muchos años desde que lo conocí, y en ese momento aún buscaba su camino aunque con la visión clara de dónde quería ir y a dónde le gustaría llegar. Aprovechad esta entrevista, aprended y no os olvidéis que a Oriol encima se le da muy bien la hostelería. ¡Un crack!

David Garzón

 

«hagas lo que hagas, una vez empiezas a caminar, todo será positivo»

 

¿Has invertido o mentorizado en alguna startup?

He invertido en Camillion porque conocí al CEO / fundador y me pareció un tío brillante. Me gusta invertir en la gente, Adrián tiene mucho empuje, mucha actitud y me explicó una película que no logré entender del todo por un tema generacional. Ese mix de talento por parte del equipo emprendedor y dominio de un target y mercado que a mí se me escapaba, convirtieron a esa oportunidad en demasiado atractiva para dejarla escapar.

 

¿Quién es Oriol Sanleandro y cómo ha llegado a donde está hoy?

Podría empezar diciendo que soy padre de dos criaturas que son geniales (me caen MUY bien mis hijos), Gala de un año y Quim de tres, y marido de Roser, mi compañera de viaje, el amor de mi vida, que tuve la suerte de conocer hace 12 años en el momento perfecto, donde los dos ya habíamos vivido lo nuestro pero a la vez nos quedaba mucho por vivir. 

Y es que antes que profesionales somos personas, y es algo que a veces se nos olvida. Soy un tipo normal, no necesito mucho para ser feliz, con ciertas aficiones como las plantas (tengo mi huertito), me encanta cocinar, hago mucho baking últimamente, me gusta el riesgo en general, en los deportes o actividades que practico siempre busco ese punto de adrenalina. 

A nivel profesional, soy una mente inquieta, fui buen estudiante y cuando llegué a la universidad con la poca experiencia que tenía me puse a hacer telecos, una carrera difícil de la que no me arrepiento aunque quizás habría escogido otra si pudiera tirar atrás. De ahí pasé a una gran corporación, T-Systems, con más de tres mil personas solo en Barcelona. En 3 años vi que eso no era lo mío, pero realmente no sabía qué era lo que quería hacer. Yo soy de los que no ha nacido con una vocación clara así que, en vez de esperar a que me llegara, decidí salir a buscarla. 

Lo dejé todo en medio de la crisis de 2008, quería viajar, ver mundo (siempre había vivido en Barcelona) y montar mi propia empresa. Con todos estos ingredientes, San Francisco se convirtió en el destino ideal, la meca del emprendimiento y libertad de pensamiento y creación. Allí pude descubrir mi vocación, montar un negocio desde cero y aprender de los mejores emprendedores y startups.

En San Francisco montamos la primera empresa, Make Eat Easy, mezclando mi pasión por la cocina (era un meal kit delivery service) y haciendo lo que tanto gusta a los americanos, el «Think Big». Fue una experiencia vital que duró 3 años y de la que hemos sacados los mejores aprendizajes hasta el momento tanto a nivel personal como profesional.  Después de mucha lucha y «fracasar» (entre comillas porque en realidad fue un éxito) con el proyecto, decidimos volver a Barcelona, empecé como City Manager de una empresa que se llamaba Take Eat Easy y de ahí pasé a Cabify como Regional Manager gestionando el negocio de la compañía en España.

Oriol Sanleandro

 

¿Qué haces la primera hora de tu jornada laboral?

Lo primero que hago, desde hace 8 meses es meditar una hora. Descubrí la meditación Vipassana, leyendo un libro de negocios y casi por casualidad me apunté a un curso de 10 días. Fue a la vez la experiencia más dura y reveladora de mi vida. 100% recomendable.

Al llegar a la oficina, lo primero que hago es abrir una libreta y apuntar lo que me gustaría hacer ese día, siempre en papel, lo he probado en varios formatos pero siempre vuelvo a lo analógico: libreta y boli. 

Apunto las cosas con las que no podría acabar el día sin que queden hechas, priorizo y a partir de allí empiezo a ejecutar.

 

«cuando escribes y dibujas captas la atención del interlocutor»

 

¿Cuáles son las apps o herramientas sin las que no puedes vivir?

Lo hago todo con Google Drive, ya no toco Office ni Pages, ahora todo está en Drive, esta para mí es la más importante. Luego, mi libreta que aunque no sea una app para mí se ha convertido en una herramienta de organización, gestión y comunicación, cuando escribes y dibujas captas mejor la atención de tu interlocutor y retiene mucho mejor lo que se está tratando. Aparte de herramientas de Business Intelligence como Tableau para ver los principales KPIs y Slack para la comunicación dentro de la empresa.

Las listas de tareas las gestiono con Airtable, he utilizado otras de project management, pero para mí lo más rápido era un excel, y ahora con Airtable hemos podido replicar ese excel de una forma mucho más visual y colaborativa.

 

¿Cuál es tu espacio de trabajo preferido?

La mesa de mi oficina, no tengo ningún rincón fetiche, ni ninguno en el que me concentre especialmente. Ahora el despacho que tengo en casa es increíble, pero con los niños correteando por ahí es más difícil concentrarse, por lo que me quedaría con la oficina.

 

¿Cómo estás llevando el home office en pleno Covid?

Del 0 al 10 diría que un 6. Tiene una parte positiva y es que pierdes menos tiempo en commute, te duchas, te vistes y ya estás trabajando. Puedes compaginar mejor lo familiar con lo laboral, pero claro, con niños de 1 y 3 años, jugando todo el día, es difícil mantener una continuidad.

 

«yo uso la música en el trabajo para aislarme del exterior, no para trabajar mejor»

 

¿Qué música escuchas mientras trabajas? 

Te diría que escucho música un 30% de mi tiempo. Pero si la escucho, siempre es música clásica, me va bien porque la pongo a todo volumen y no me distrae. La música más comercial me distrae más y acabas cantando o bailando. Al final yo uso la música en el trabajo para aislarme del exterior, no para trabajar mejor, me pongo Vivaldi o en Spotify busco lo mejor de la música clásica ¡y a tope!

 

«el email es una fuente de ineficiencia y pérdida de tiempo»

 

¿Cuál es tu mejor truco para ahorrar tiempo?

El email para mí es una fuente de ineficiencia y pérdida de tiempo, por lo que inculcar una cultura de empresa en la que que el email sea nulo o solo para lo imprescindible, educando al equipo para que las comunicaciones sean por teléfono o Slack siempre. Y sobretodo, no contestar con monosílabos en un email en el que hay más gente en copia. 

Por otro lado, cronometrarme las tareas me funciona muy bien, a la que empiezo una tarea pongo el timer al lado del ordenador y veo como caen los minutos, me ayuda a focalizarme mucho y no distraerme con externalidades o perder tiempo en detalles.

 

«trabajar mucho no es trabajar muchas horas, sino ser eficiente en el trabajo que haces»

 

Las reuniones también limitarlas a las indispensables, con mi equipo nos puntuamos las reuniones, el que la organiza recibe una nota de 0 al 5. Un 0 o 1 sería el equivalente a «tenía ganas de salir corriendo, la reunión no me ha aportado nada» y un 5 sería «la reunión ha sido increíble». También ayuda a limitar las reuniones a 45 min, para fomentar la priorización. 

Una cosa que he descubierto con la edad es que perdemos mucho tiempo durante el día, ya estoy cansado de ese 24/7 y vamos vamos vamos. Tenía una filosofía que permitía que mi vida personal y profesional se mezclaran, si me llamaba mi mujer en el trabajo lo pillaba, si estaba en casa y tenía una idea me ponía a trabajar, y cada vez estoy cambiando más esta perspectiva para separar estos dos mundos y sin acabar perjudicando las dos partes.

Para mí trabajar mucho no es trabajar muchas horas, sino ser eficiente en el trabajo que haces. Por ello lo que estamos intentando es buscar fórmulas para ser eficientes y no perder tanto tiempo.

 

¿Cuál es tu rutina para desconectar del trabajo?

Hacer deporte ayuda muchísimo a desconectar, es algo básico para tener claridad mental, toda la química que generas es súper positiva para estar más fresco, más hábil y más abierto, y obvio para desconectar. Últimamente el pádel y la bici son los refugios que utilizo.

Aunque lo que mejor me ha ido ha sido la meditación, el poder tomar conciencia de uno mismo, de la situación, agarrar perspectiva y ser más consciente de la importancia de saber separar lo profesional de lo personal. La meditación es la herramienta que me ha permitido hacer este click y poder hacer esos breaks y desconectar fuerte de forma consciente. 

 

¿Qué has estudiado y de qué te ha servido?

He estudiado telecos y para lo que me ha servido es para poder solucionar cualquier problema aunque no sepa cómo resolverlo. En clase, lo que hacían era mostrarte que había una serie de herramientas y tu eras el encargado primero de desarrollarlas, y luego de resolver un problema que no habías visto nunca, debías demostrar que eras capaz de resolverlo con esas herramientas y tu intelecto. 

También me llevo esa capacidad de sacrificio y esfuerzo, es una carrera que te lleva a ello, parecía imposible pero cada año nos ponían el listón más alto. 

 

«mi primer trabajo fue de repartidor de páginas amarillas»

 

¿Cuál fue tu primer trabajo?

Mi primer trabajo fue de repartidor de páginas amarillas cuando tenía unos 14 o 15 años durante los veranos para tener algo de dinero y gastarlo de fiesta, con dos amigos nos apuntamos y hacíamos locuras, éramos muy jóvenes y nos lo pasábamos muy muy bien, aunque no quisieras saber cómo llegaban las páginas amarillas a las casas, jajaja. Tengo muy buen recuerdo de ello.

 

¿Nos podrías citar un par de libros que nos recomiendes?

Measure What Matters de Doerr John, habla sobre la metodología OKR, una metodología para establecer, priorizar y hacer seguimiento de los objetivos de una compañía. La utilizan empresas como Google, Intel, Bill&Melinda Gates, entre muchas otras. Es un libro muy útil e ilustrativo, con muchos ejemplos prácticos que te permiten entender rápidamente el potencial del método.

Padre rico, padre pobre de Robert T. Kiyosaki, para agarrar perspectiva y ver cómo funciona el mundo, porqué las clases humildes son humildes y las ricas son ricas, etc.

Deja de ser tú de Joe Dispenza, que habla de cómo funciona la mente, cómo tomar conciencia de uno mismo. Toca temas a veces abstractos pero desde una base científica y revela cómo funciona la química del cerebro y porqué el cerebro hace que hagamos o sintamos de una forma determinada, la mayoría de veces de forma automática (inconsciente).

 

«hagas lo que hagas, una vez empiezas a caminar, todo será positivo»

 

¿Qué consejo ofrecerías a un futuro emprendedor?

Lo que diría es: 

Atrévete 
Go for it
Equivócate

No tener miedo a equivocarse y a caer, muchas veces tenemos miedos y pájaros en la cabeza, pero no nos damos cuenta que la única «mala opción» es la parálisis, el no hacer nada. Hagas lo que hagas una vez empiezas a caminar, todo será positivo.

 

«el talento importa y se ha de valorar»

 

¿Qué has aprendido de la experiencia Silicon Valley?

Las dos primeras cosas que aprendí y me sirvieron para empezar mi startup:

Una de ellas fue be passionate, emprender es complicado, es una carrera de fondo donde seguramente las primeras veces que lo intentes fracasarás. Invertirás muchas horas y esfuerzos, por ello es importante que te levantes cada mañana y pienses ¡qué guay!. No todos los días serán de color de rosa, y habrá días muy duros pero hacer algo que realmente te apasiona y con lo que te sientes a gusto, es fundamental.

Think big desde luego me lo llevo de Silicon Valley, al inicio no lo entendía, pensaba que era un tema de arrogancia viendo a niños de 18 años diciendo que cambiarían el mundo, pero al final vi que es muy poderoso y que no es un tema de arrogancia sino de actitud. Pensando en grande primero te «pones» a ti mismo, piensas en que eso tenga un impacto lo más grande posible y por otra lado tiene mucho poder con el equipo y los stakeholders. En el fondo, yo preferiría trabajar para una empresa que vaya a cambiar el mundo, a una empresa que quiere facturar algo de dinero al mes y ya.

Yo iba con una mentalidad europea, más modesta y humilde, no tan «show off», ni tan «voy a cambiar el mundo», y el que iba después de mí en una presentación a un inversor quería cambiar el mundo, entonces ¿en cuál invertirá? Pues al que quiere cambiar el mundo.

La otra es que el talento importa y se ha de valorar, tanto a nivel económico como a nivel de reconocimiento. Muchas veces conocía a gente que estaba en Google o Apple y la primera impresión era de «qué suerte han tenido, no creo que sean tan buenos, yo seguramente podría estar ahí».  Pero a medida que los vas conociendo, te das cuenta de lo contrario, no he conocido a nadie que no sea brillante que trabaje en estas compañías, realmente lo ves, que la gente que está ahí no es por casualidad

Por último el tema de competitividad, estando en Silicon Valley estaba siempre compitiendo con los mejores y siempre pongo el ejemplo de Rafa Nadal. Es como si yo cada día jugase a tenis con Rafa Nadal, me iré llorando cada día a casa, porque cada día perderé y encima por paliza, pero aunque no me de cuenta, cada día mi tenis irá mejorando y yo voy mejorando, cada vez soy mejor tenista. En cambio, si juego cada día con mi primo que no ha jugado nunca a tenis, pues me iré contento a casa porque le he ganado de paliza, pero es una falsa felicidad porque mi tenis no es que no mejore, es que empeora.

Oriol Sanleandro Cabify

 

¿Eres una ave nocturna o madrugador?

Soy ave nocturna por naturaleza, pero últimamente me fuerzo a ser madrugador. Creo que es mucho mejor aprovechar el día, comer pronto, cenar pronto e irse a dormir pronto, a nivel energía estás más fresco. Yo siempre me he notado cansado y he visto que adelantando el horario cambia bastante. También para el tema de la meditación, intento levantarme a las 6am, medito una hora y ya empiezo el día, eso me va muy bien.

 

Llena el espacio en blanco: 

Me encantaría ver a Jordi Valls (CEO de mentor-vr) responder a estas mismas preguntas.

 

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?

Te voy a decir tres:

«Todo irá bien»

Mi mujer es súper positiva y siempre ve la vida así, es uno de los consejos que más me ayuda siempre, ella es la optimista de la familia. Es una actitud muy poderosa porque al final, uno recibe lo que proyecta. 

De mi mujer

 

«No me habéis puesto cachondo, y como inversor no podéis dejar nunca, que os deje salir de aquí sin firmar un term sheet»

Cuando estaba en San Francisco le fuimos a hacer un pitch a un inversor y cuando acabamos nos dijo: eres brillante, eres muy bueno, tu excel podría estar expuesto en el mejor museo del mundo, la idea es buena, sois unos cracks pero no invertiré en vosotros. Yo pregunté ¿por qué? Nos dijo: porque no me habéis puesto cachondo, y como inversor no podéis dejar nunca que os deje salir de aquí sin firmar un term sheet. 

De Will Bunker, un fundador de una de las primeras plataformas de Dating que acabo convirtiéndose en Match.com.

 

«En la vida hay que ser más elefante que hipopótamo»

El elefante tiene la boca pequeña y las orejas muy grandes y el hipopótamo tiene las orejas minúsculas y la boca muy grande. Hay gente que es muy bocazas y no escucha nada, el elefante tiende a escuchar mucho, entender y hablar cuando toca hablar.

Daniel Bedoya, GM Europe en Cabify

 

Preguntas rápidas y divertidas

¿Qué canciones cantarías en una noche de karaoke?

Un beso y una flor de Nino Bravo

Si pudieras conocer a una celebridad, ¿a quién sería?

Barack Obama

Si pudieras repetir un momento de tu vida, ¿cuál sería?

San Francisco, la experiencia de Silicon Valley

¿En qué edad quisieras quedarte para siempre?

28

Si pudieras tener un superpoder ¿cuál sería?

Leer la mente

 

Datos de la empresa:

Empresa
Wolo
 
 
Fecha de lanzamiento
2020
 
En Wolorent mejoramos la experiencia del alquiler tanto para propietarios como para inquilinos a través de gestión 100% online.