@Comotrabajan

Como trabaja Founder

Soy Javier Rincón, fundador de Pago Fácil, y así trabajo


0 Shares

Javier Rincón es una persona íntegra y extremadamente profesional, tuve la oportunidad de trabajar con él y pude ver su verdadero potencial. Es una persona que toma decisiones, no sólo las piensa, y esa es gran parte del porqué es un verdadero emprendedor.

Trabaja duro, se mantiene enfocado en sus objetivos y realmente propaga su buena actitud de trabajo.

Jorge de la Peña

…un emprendedor hace lo que nadie quiere para después vivir como nadie puede…

Trayectoria:
Empecé a trabajar desde muy chavo con la motivación de quererme comprar una computadora, esto porque había aprendido HTML y pues quería conocer más al respecto. Cuando podía, en los veranos, en vacaciones, en las tardes, trabajaba. Tuve varios trabajos muy diversos, en un despacho de contadores, en un despacho de arquitectos, vendiendo computadoras, y a los 17 años, cuando ya realizaba páginas web y otros proyectos, conocí a Pablo Hernández, quien me invitó a trabajar con él en Ingenia Group. Empecé haciendo desarrollo, luego en la parte de ventas, hasta llegar a llevar el área comercial.

Terminando la Universidad tuve la oportunidad de irme a estudiar a Inglaterra  o de hacer algo más. Yo quería hacer algo de comercio electrónico y pues ya había identificado, vendiendo en Ingenia, que la parte más débil de la cadena de e-commerce era el tema de pago. A partir de ahí nació la idea de Pago Fácil.

En estos momentos Pago Fácil se encuentra en un proceso de crecimiento, y pues yo me encargo de ver el desarrollo del negocio, de ver lo que viene para nosotros.

Tengo otros negocios independientes pero son más tradicionales. Además me invitaron a ser mentor en el Tec de Monterrey.

Localización: Ciudad de México

Móvil:  iPhone

Portátil: MacBook Pro

Twitter: @flaccord

 

¿Qué haces la primera hora de tu jornada laboral?

Desde que me levanto ando viendo mails en el teléfono, medio empiezo a despacharlos. Pero en general la primera parte del día es leer, ya sea desde que me despierto o cuando ya estoy aquí en la oficina. Leer qué es lo que pasó el día anterior, leer qué es lo que está pasando, las adquisiciones, el mundo de startups, noticias de medios de pago. Ese resumen de lo que estuvo pasando el día anterior para poder traer ideas. Yo ahorita veo mucho lo que viene del negocio, entonces por eso la primera parte es leer.

A partir de ahí vienen mails y problemas.

 

¿iPhone o Android?

Soy completamente Apple. Tengo iPhone, Mac, iPad, aunque utilizo los servicios de Google (Gmail).

 

¿Cuáles son las apps o herramientas sin las que no puedes vivir?

Redes sociales. Skype lo utilizamos muchísimo al igual que Whatsapp. Acompli es un sistema de mail, me ayuda mucho a esa parte de productividad, es como una combinación entre Mailbox y Tempo, un administrador de calendario. Creo que esas serían las aplicaciones de las que no me puedo mover.

Apps

 

¿Cuál es tu espacio de trabajo preferido?

Es con la gente (en un área común de trabajo). A veces me voy a trabajar a otro espacio cuando necesito hacer una llamada o estar completamente solo, pero prefiero estar allá con mi equipo, viendo que está sonando el teléfono, que traen un problema. Estar en ese movimiento.

Creo que al final todos somos exactamente iguales así que no necesito algo único para mí. Al final mi oficina es mi portafolio donde cabe mi computadora, mi iPad, mis cables, mis libros, mis archivos; y donde está ese portafolio puedo trabajar sin ningún problema.

SAMSUNG CSC

 

¿Qué música escuchas mientras trabajas?

Escucho mucho Rock y Metal para trabajar, pero también música Clásica, Electrónica. Dependiendo mucho el mood, por ejemplo, llegaste y estábamos escuchando Queen.

 

¿Cuál es tu mejor truco para ahorrar tiempo?

El dedicarle tiempo a cada cosa y de cierta forma planearlo. Por ejemplo, los mails que tengo que ejecutar poderlos poner a cierta hora del día donde no tenga otra cosa que me esté afectando. Creo que es lo que más me ayuda a mí a ahorrar tiempo, y pues creo que como a todos la movilidad. El poder responder a una emergencia en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

¿Cuál es tu peor hábito al trabajar?

De cierta forma no delegar por completo. Ya está el equipo armado, ya están delegadas las tareas pero al final es mi proyecto y no puedo evitar meterme. Sé que se van a hacer las cosas pero el estar ahí, viendo por qué no enviaron tal, buscando saber cómo están operando. Entonces mi mayor problema es todavía meterme demasiado en el proyecto que de cierta forma ya no es mi proyecto, ya es un proyecto de todos.

…de cierta forma ya no es mi proyecto, ya es un proyecto de todos…

 

¿Cómo gestionas las listas de tareas?

Todo está en mi calendario, toda mi parte profesional se agenda. Busco tener mailbox cero por lo que si hay algo que no puedo atender en el momento, lo agendo. Así es como manejo mis tareas, con el objetivo de no estar aplazando, esa es la hora que le toca y esa es la hora en que hay que trabajarlo.  En la parte personal uso los Reminders de Apple.

 

¿Qué has estudiado? ¿De qué te ha servido?

Dejen les cuento antes, a los 17 años yo estaba trabajando en Ingenia, a esa edad pues estás terminando la prepa. No sabía qué quería estudiar. Estaba entre Comunicación por el tema de Internet y marketing, todo eso; y entre Ingeniería en Sistemas por la parte de programación y hacer páginas. Al final tenía muy mala imagen de ambas carreras y me gustaba mucho la parte de negocios.

Vi que en ese momento la fórmula del éxito de los grandes directores de bancos, de farmacéuticas, de aseguradoras y en general de las listas de los más poderosos del país era estudiar Ingeniería Industrial o Ingeniería Química  con un MBA. Me gustaba mucho la parte de producción, ya había trabajado en una fábrica antes y entonces pues decidí seguir ese camino, estudiar Ingeniería Industrial, después hacer un MBA y con eso iba a tener asegurado que en 25 años iba a ser CEO de una empresa.

“¿Ya para qué le muevo?”, me dije, y por esa razón estudié Ingeniería Industrial. Me gusta mucho. Me ha ayudado pues obviamente en la parte de procesos pero una de las cosas por la que agradezco haber estudiado mi ingeniería, y creo que es una de mis bases, es que tengo un mar de conocimientos, pero de dos centímetros de profundidad. Sé de todo, algo, entonces eso me ayudó mucho y es algo que sigo ocupando.

Todos los días sí aplico algo de lo que estudié justo porque es muy basta la carrera.

 

¿Cómo describirías tu estilo de liderazgo?

Mi estilo es mucho más empático. De cierta forma hice de todo, pasé por todos los puestos y conforme iba trayendo gente le dejaba mis funciones para cubrir otras que se necesitaban. Entonces, si se pide algo es porque se puede y porque entienden que yo lo pude hacer, y la razón de traer un equipo es que ellos lo pueden hacer mucho mejor.

Cuesta trabajo soltar las tareas pero es dejarlos a ellos, darles esa libertad. Poder tener a la gente correcta, en el lugar correcto y que haga las cosas correctas; no tanto “haz lo que te ordeno”. Sé que ellos lo pueden hacer, pues que lo hagan.

 

¿Qué lecciones importantes has aprendido al crear y dirigir una empresa?

Afortunadamente he aprendido muchísimas cosas, ha sido toda una experiencia poder ver tu proyecto crecer, poder conocer mucha gente; pero yo creo que lo más importante y que si me dijeran “tienes que volver a empezar Pago Fácil”, lo primero que haría es no hacerlo sólo, hacerlo con alguien.

El tener una mano en quien apoyarme, el decirle “yo me encargo de irle a vender a tal cliente y tú encárgate del código”, o “tú vete a ver al cliente y yo voy a comprar agua”. En experiencia, en el momento en que traje a mi primera persona, justo de programación y que se encargó absolutamente de eso, fue un alivio completamente. Había veces en que lo veía incluso una vez a la semana y tres horas porque no tenía tiempo, justo por estar vendiendo, por estar buscando la aceleradora, buscando capital. El poder tener a alguien al lado es uno de los aprendizajes más grandes que tengo.

…el poder tener a alguien al lado es uno de los aprendizajes más grandes que tengo…

 

¿Cuál fue tu primer trabajo?

Mi primer trabajo fue siendo asistente de contador, y pues ahí sólo era saber que la hoja rosa era para un lado, y las copias para otro y así.

En algún punto también fui mesero y ahí aprendí como la parte de atención al cliente, y por qué si, por ejemplo, sale un cabello en el plato de alguien, no le vas a cobrar ese plato, ni esa comida, ni la siguiente vez que venga. Esa parte de servicio, de atención, del por qué hacer bien las cosas. He de haber tenido como 15 o 16 años y el haber estado tanto con el cliente me hizo darme cuenta que soy una persona más de afuera que de adentro, ósea, que soy más una persona de estar en contacto con la gente, de negocios, que de estar haciendo código. También aprendí que los errores cuestan y se pagan.

 

¿Cómo enfrentas tus errores?

He tenido muchos errores en la vida. Intenté hacer dos startups antes, fracasaron. La primera cuando estaba en la carrera, por 2006. Era una plataforma para intercambiar libros y me enfoqué en todo menos en el producto, en conseguir a los clientes, en hacer el modelo de negocio, en ese estilo de cosas; y ya que todo lo había juntado, no tenía donde juntarlo. Tenía una página de Internet súper chafa, que no estaba completa por haberme enfocado en otras cosas.

Así he tenido muchos problemas, muchos errores. Para mí la forma de enfrentarlos es ver primero si se tiene o se debe arreglar. En muchos casos es un problema que ya no puedes arreglar por completo pero pues tienes que ver cierta forma de salir adelante.

…intenté hacer dos startups antes, fracasaron…

Hace unos años tuvimos un problema con el banco Banorte, nos congelaron la cuenta, y si nos congelan la cuenta los clientes no venden, y si los clientes no venden yo no vendo. Como ingeniero tengo la ventaja de poder aislar y poder ver de manera objetiva el problema y eso fue lo que hicimos, nos sentamos a analizarlo, le dedicamos días para resolverlo, dejamos de contestar mails, dejamos de recibir llamadas hasta que vimos si podíamos arreglar el problema.

Al final pudimos y seguimos trabajando, pero creo que justo esa es la forma en que tomo un problema, no ver quién hizo o porqué lo hizo, si no ver qué es lo que se tiene que hacer para arreglarlo. Qué es lo que tenemos y cómo lo vamos a sacar adelante. Después ya verás si culpas a alguien, si lo corres o si simplemente le dices “estás hecho un tarado”; pero lo primero que tienes que hacer es ver esos aspectos para encontrar cómo atacarlo.

 

¿Qué consejo ofrecerías a un futuro emprendedor?

Que se avienten. Yo tuve la oportunidad de emprender, Pablo Hernández me empujó, y realmente lo que yo vi es que no tenía nada que perder. Mientras más tiempo pasa tienes más que perder, porque tal vez ya tienes familia, o tal vez ya estás muy cómodo, o te da miedo, o no sé qué; pero entre más tiempo pasa es más difícil.

Tenía 23, 24 años, con la oportunidad de irme a estudiar a otro país, con la vida medio resuelta porque sabía que si terminaba mi MBA iba a regresar a un banco y dentro de 25 años iba a ser director general. De cierta forma tenía la vida resuelta, así que me dije “¿por qué no?”. Es eso, aventarse lo antes posible.

 

¿Nos podrías citar un par de libros que nos recomiendes?

Para startuperos Do More Faster, de David Cohen y Brad Feld. Lo leí el año pasado y me ayudó mucho a estructurar el negocio, a traer nuevas ideas.

How to Become a Rainmaker, de Jeffrey J. Fox, que habla desde cómo comportarte en una cita, cómo hablar por teléfono, ese tipo de cosas. En lo personal me ayudó mucho, sobre todo en la primera parte del negocio que fue ventas.

The Lazy Project Manager es buenísimo también.

 

¿Cuál es tu rutina para desconectar del trabajo?

Desde el año pasado he estado en busca de un pasatiempo, entonces mi hobby es buscar hobbies. He pasado desde andar en bici, salir de la ciudad, y en este momento estoy corriendo karts. Estoy en esa búsqueda y me ha llevado a conocer mucha gente y a hacer cosas distintas.

Corro carreras de obstáculos. Me metí porque tenía que hacer ejercicio pero no me gustaba correr en línea recta, no le veo sentido.

 

Llena el espacio en blanco:

Me encantaría ver a Richard Branson responder a estas mismas preguntas. Me encantaría saber si es que sigue trabajando, en el sentido de si aún se sienta detrás de una computadora.

 

¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?

“Si el negocio no funciona no le eches la culpa al negocio, es tu culpa por no hacerlo.”

Mi abuelo

“La materia prima con la que trabajan los directores son los problemas. Si no tuviste problemas, no trabajaste.”

Alguien se lo dio a mi papá.

 

¿Hay algo más que quieras agregar para los lectores?

Que emprendan, cuesta muy poco y se puede lograr mucho. Al final un emprendedor hace lo que nadie quiere para después vivir como nadie puede. Y pues si hacen algo de comercio electrónico para eso está Pago Fácil.

 

Empresa
Pago Fácil
Fecha de lanzamiento
2010

PagoFácil fabricamos herramientas para que nuestros clientes le puedan cobrar a sus clientes.

pago facil

César Ramírez

Analista de negocios y apasionado del emprendimiento.

Follow Me:
Twitter

One comments on “Soy Javier Rincón, fundador de Pago Fácil, y así trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 All Rights Reserved.
David Garzón 
Trendier Trendier